lunes, 28 de mayo de 2012

SISTEMAS Y METODOS DE SIEMBRA EN HORTALIZAS

SISTEMAS Y METODOS DE SIEMBRA EN HORTALIZAS





SISTEMAS DE SIEMBRA EN HORTALIZAS

Se han clasificado las hortalizas de acuerdo a dos sistemas de siembra:
Siembra directa y Siembra por almacigo

SIEMBRA DIRECTA.

Implica depositar la semilla en el lugar definitivo para que establezca las plantas a la distancia recomendada. Se recurre a este sistema principalmente en casos de hortalizas que sufren mucho al ser transplantadas o que el costo de su semilla no es elevado.

La siembra directa exige una buena preparación y nivelación del terreno para que la germinación sea satisfactoria, no menor al 80 por ciento y uniforme.
Para que una semilla sea buena, debe estar limpia, tener buen poder germinativo, ser sana y responder en todo a la variedad; por lo tanto, debe comprarse en casas comerciales que posean buena reputación

Se recurre a siembra directa en las siguientes hortalizas: arveja,ayote,camote,culantro,chayote,gandúl,maíz,melón,mostaza,ñampi,
rábano,remolacha,tomate,tiquisque,yuca,vainica,zanahoria, zapallo.


Es recomendable hacer pruebas de germinación, antes de efectuar la siembra directa, para evitar pérdidas correspondientes a la limpieza y preparación del terreno, uso de fertilizantes y al tiempo y mano de obra empleados en esas labores.

Para efectuar pruebas de este tipo, puede usarse un recipiente pequeño, tal como un plato, se le coloca un papel secante o un pedazo de periódico se humedece y sobre él se colocan en hileras 100 semillas de la hortaliza que se va a sembrar. Luego se cubren con otro pedazo de papel periódico o papel secante, húmedo, ubicando el recipiente en un lugar fresco y protegido. Debe anotarse con sumo cuidado la fecha y humedecerse diariamente para facilitar la germinación.

Durante dos semanas deben irse separando las semillas que van germinando, para lo cual es necesario ir anotando diariamente el numero de semillas germinadas, que sumadas darán el porcentaje de germinación.


Ventajas de la siembra directa:

— Se obtienen cosechas más pronto que por semillero (caso del tomate).
— Menor posibilidad de incidencia de enfermedades.
— Se evita maltrato de las plántulas
— Menor costo (no requiere transplante)

Desventajas de la siembra directa:

— Se necesita mayor tiempo y mano de obra en el control de malas hierbas.
Se debe hacer raleo

SIEMBRA INDIRECTA ( ALMACIGO ):

Implica sembrar las semillas en lugares relativamente pequeños o semilleros , donde recibirán un trato cuidadoso para su posterior transplante al campo
Los semilleros se utilizan generalmente en aquellos cultivos, cuyas plantitas requieren de cuidados muy especiales en sus primeros días de crecimiento. Además se usan cuando:

El valor económico de la semilla es muy elevado

- La germinación es lenta.

- El tamaño de la semilla es pequeña.

- Al sembrarlas se hace difícil colocarlas en hileras uniformes.

- Plantas que pueden reponer sus raíces al transplantarlas.

Se recurre al empleo de almacigo en las siguientes hortalizas: Acelga, apio, berenjena, brócoli, cebolla, coliflor, chile, lechuga, repollo, repollochino, tomate.


Ventajas del semillero

En los semilleros se simplifican: el riego, combate de malas hierbas, insectos y enfermedades; además se encuentran en gran número de plantas en un espacio pequeño, lo que permite cuidarla con menor esfuerzo.

Desventajas del semillero

El ciclo de las plantas se retrasa aproximadamente 22 días debido a que las plántulas deben regenerar sus raíces y a la posterior adaptación de la planta al nuevo medio al ser transplantadas.

Implica costos adicionales por acarreo y transplante en el campo

Pueden provocarse lesiones en los tejidos que ocasionalmente son puerta de entrada a patógenos.


FACTORES A CONSIDERAR AL ESTABLECER LOS SEMILLEROS

1- Calidad de la semilla: Emplear en la medida de lo posible semilla certificada y en la cantidad requerida.. En condiciones óptimas de almacenamiento ( temperatura 5-15 C, Humedad relativa entre 40 y 60% y en ausencia de luz) la viabilidad de las semillas varía, tal y como se observa en el siguiente cuadro



Cuadro N1. Pureza, facultad germinativa y porcentaje de germinación de algunas hortalizas.




TIPOS DE SEMILLEROS:

A- Semilleros en Cajas:

Las dimensiones son varias, sin embargo, se debe construir de ma¬nera que su manejo resulte fácil. Entre las dimensiones más reco¬mendables están, altura de 10 a 15 cm, largo 1 m y 50 a 60 cm de ancho.

En el fondo del cajón se hacen agujeros para facilitar la salida del exceso de agua.

Los materiales necesarios para llenar la caja son: estiércol, boñiga o gallinaza, arena o granza de arroz y tierra. Es preferible que la bo¬ñiga o estiércol estén descompuestos.
Luego de zarandear la arena y la tierra se procede a mezclarlos con la materia orgánica en partes iguales
Los semilleros a sembrar deben estar húmedos. Los surcos se cons¬truyen con una profundidad de 2,5 cm y separados entre sí 15 a 20 cm. En el fondo del surco se coloca a chorro seguido el fertili¬zante 10-30-10 y se tapa para evitar que quede en contacto directo con la semilla. De inmediato se siembra la semilla a chorro seguido, en forma rala y se tapa con una capa de tierra cuyo grosor no sea mayor de 1,5 cm.

Antes de que se inicie la germinación de la semilla se debe proteger con ramas, hojas de banano, pasto u otro material para evitar los efectos negativos tanto del sol como de la lluvia. Una vez que se ha iniciado la germinación se retira el material protector del semillero y se construye una cobertura sobre cuatro estacas.


B- Semillero a campo abierto

Con este nombre se identifican los semilleros o almácigos que se hacen directamen¬te en eras o camas sobre el suelo, sin protección contra el sol, la lluvia o insectos.
Para su instalación se necesitan los siguientes recursos:

• una franja de terreno con buen drenaje, de fácil acceso y próximo al sitio de siembra,
disponibilidad de agua para riego y
• un suelo de buena fertilidad, alejado de árboles o construcciones que puedan proyectar sombras sobre el semillero.

El área de semillero requerida dependerá de la especie que vayamos a sembrar y del número de plántulas necesarias para la plantación.

La preparación del suelo precisa de cuidados especiales, ya que debemos garan¬tizar las condiciones óptimas para la germinación de las semillas y el desarrollo posterior de las plántulas. Recordemos que las semillas necesitan alta disponibi¬lidad de agua para germinar, pero también requieren oxígeno, por lo que el sue¬lo debe tener buena estructura y textura. El suelo, también, debe facilitar la emer¬gencia de la plántula, el desarrollo de las raíces y evitar la pérdida de plántulas por enfermedades o insectos dañinos.

Por lo general, las eras se construyen de 0,2 m de alto y 1,0 m de ancho por 10 ó 15 m de largo. Eras más largas dificultarán el movimiento de los trabajadores y pro-moverán que estos crucen sobre la era con el peligro de pisotear las plantas.

Al construir las eras se debe tener cuidado de dejar desagües que permitan la sa¬lida rápida del agua de lluvia sin causar erosión. Para ello, se recomienda trazar curvas de nivel y que los desagües desemboquen en acequias de ladera u otras es¬tructuras que permitan la conservación del suelo.

Una vez construida la era, es necesario tratar el suelo con algún tipo de fungicida o insecticida para eliminar los hongos, bacterias e insectos dañinos y así reducir la pérdida de plántulas

METODOS DE SIEMBRA EN OLERICULTURA

Los diferentes métodos de siembra de los cultivos tienen como objeto brindarle al propagulo o semilla primero y luego a la planta las mejores condiciones de humedad, aireación, disponibilidad de nutrimentos etc. ;factores importantes que in¬fluyen en el rendimiento de todo cultivo. En algunos casos también persiguen evitarle o disminuirle al cultivo los daños causados por plagas y/o enfermedades. En otros casos, además tienen la función de servir cono medio para evitar la erosión causada por el agua y por el viento,
Entre los métodos de siembra más conocidos se citan los siguientes: Lomillos, eras, surcos, bateas, montículos o pilones, , terrazas, franjas a con¬torno, etc.

LOMILLOS.

Corresponden a un acordonamiento del suelo en hileras con dimensiones que varían dependiendo del cultivo. Es lo más práctico para riego por gravedad, disminuye la incidencia de enfermedades causadas por bacterias, Phytophthora sp, nematodos, etc., facilita el control de malas hierbas, facilita la aporca ,ayuda a evitar la erosión en terrenos con pendiente leve si los lomillos corren perpendicular a la misma. Algunas de las hortalizas que se cultivan bajo este método son tomate, chile, vainica, zuchini, pepino, berenjena, apio etc.




ERAS.

Son muy usadas en semilleros y cultivos como remolacha, culantro, lechuga , repollo coliflor, mostaza, col, rábano, perejil, cebolla, etc. Tienen algunas de las cualidades de los lomillos. Sus dimensiones son 1.00—1 .20 m de ancho con un largo máximo de 10m , altura de 0.15 •a 0.30m dependiendo del régimen pluvial existente en la zona. La distancia entre eras debe ser de 0.50 a O.4Om para transitar sin problemas. Si el suelo es arenoso se recomienda reforzarlo con madera en semilleros o almacigales. Es conveniente disponer las semillas transversalmente para facilitar labores culturales.
El trazado de las eras debe quedar dispuesto en forma perpen¬dicular a la pendiente para evitar la erosión.




CAMELLONES

Son eras no conformadas de un metro , específicas para la siembra de cultivos como camote.

SURCOS.

Consiste en rayar el suelo a profundidad y distancia deseadas, luego se coloca el propágulo y se cubre. Este método es muy usado en el cultivo de la papa, yuca, nampi,tiquisque,ajos



MONTICULOS O PILONES

Son pequeños levantamientos de suelo con diámetro de aproximadamente 0.80m. Es usado en hortalizas como el ayote, zuchini, zapallo,chiverre, melon, etc. que requieren ser protegidas de excesiva humedad.




BATEAS

Este método es usado en el cultivo de las zonas bajas de Belén, y La Guácima y tiene por fin facilitar el riego por gravedad. Las dimensiones son variables. Es¬te método tiene la desventaja de aumentar la incidencia de enfermedades radicales.





ESTABLECIMIENTO DEL HUERTO


SELECCION DEL TERRENO Y SU UBICACION

Debe ser, preferiblemente, un terreno plano, cercano a una fuente de agua, protegido del ingreso de animales. En caso necesario se le deben construir tapavientos, con gandul, por ejemplo, u otro tipo de vegeta¬cion, evitando de esta manera el daño a los cultivos por el viento y la erosión del suelo.
De no ser posible un terreno plano, cuando la pendiente no sea mayor al 15% se puede recurrir al establecimiento de terrazas. Con pendientes menores al 15% es recomendable trazarlas siembras en curvas de nivel , combinando con acequias de ladera y barreras vivas

A la hora de la localización y distribución de los cultivos en la huerta, se debe tomar en cuenta el ciclo de cada cultivo, los de mayor duración deben colocarse a las orillas, los cultivos cuyo ciclo es similar deben ubicarse juntos.

En lo referente a suelos, deben ser profundos, sueltos, bien drenados, ricos en materia orgánica. Los mejores suelos son los francos que con¬tienen arena (0,02 a 2 mm) limo (0,02 a 0,002 mm) y arcilla( menor de 0,002 mm de diámetro) en partes iguales.

Se debe evitar establecer el huerto en lugares sombreados por árboles o cerca de ellos para que no haya competencia por luz, nutrientes y agua, también para reducir el efecto negativo que ocasiona el goteo de los ár¬boles cuando llueve, por ser gotas de mayor tamaño.

En lugares donde haya proximidad de animales domésticos, se procederá a acercar el terreno con estacas de bambú madera o cualquier otro material para evitar el paso de los mismos.


2- ESTABLECER LAS CONDICIONES FISICO-QUIMICAS DEL SUELO:
Realizar un análisis de suelo para establecer las características físicas y químicas del terreno.



3-PREPARACION DEL TERRENO
Indistintamente del método a utilizar, es conveniente realizar un acondicionamiento del terreno
donde tendrá su asiento el cultivo hortícola. Al respecto normalmente puede seguirse la siguiente
secuencia:
a- Limpieza del terreno: consiste en una limpieza general de malezas, troncos, piedras y todo tipo de obstáculos en el terreno. Se realiza con machete y pala ancha y rastrillos

b- Rotular o arar el suelo: Esta labor se puede realizar mecánica o manualmente con herramientas. Su objetivo es airear el suelo, combatir malezas, romper el ciclo biológico de algunas plagas y enfermedades por exposición al medio ambiente, además favorecer el desarrollo radical y el crecimiento de las plantas en general. En forma manual se emplean el azadón y el pico sacho.

c-Rastreo o desmenuzado del suelo: Esta actividad se puede realizar con maquinaria o herramientas que rompan los terrones y emparejen el suelo. Con esta labor se puede incorporar materia orgánica al suelo, que ayude a mejorar su estructura y aumentar la fertilidad. Se puede realizar también con rastrillos , cuchillos o azadillas.

d- Nivelación: consiste en un emparejamiento del suelo para la siembra definitiva de la semilla.

e- Construcción de drenajes: cuando se prepara un terreno es conveniente considerar la importancia de construir drenajes o desagües que eliminen los excesos de agua, tanto de escorrentía como del subsuelo.

Para su diseño y construcción se puede utilizar equipo topográfico de manejo simple como niveles de mano, codal y manguera de niveles. Deben darse desniveles entre 1 a 2% a cada drenaje, tratando que los excesos de agua desemboquen en lugares protegido como acequias, canales o ríos.
Un buen drenado del suelo permite mantener un mejor equilibrio entre el agua y aire del suelo y con ello favorecer el desarrollo radical. Además de prevenir problemas fitopatológicos en el suelo por exceso de humedad.

f- Método de siembra: Disposición y construcción del método de siembra más idoneo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada